Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

 

Hola a todos!

Cuando empecé a montar mi home studio, uno de los elementos que más me atraía y más me desconcertaba a la vez eran los teclados MIDI. Nunca he sabido tocar el piano pero siempre había querido aprender, por lo que un teclado MIDI era la combinación perfecta. Sin embargo, en el mercado hay demasiadas opciones por lo que resultaba difícil elegir. En esta entrada veremos qué son los teclados MIDI, para qué sirven, y cuáles son los principales factores que debemos tener en cuenta a la hora de comprarlos. Si estás buscando teclado, te recomiendo que eches un vistazo a mi lista de los Mejores teclados MIDI calidad precio (2016).

¿Qué es un teclado MIDI y para qué sirve?

Evitemos los tecnicismos. Si estás leyendo Tu Home Studio es porque, al igual que yo, no eres ingeniero de sonido ni un experto en la materia, sino que buscas información práctica y fácil de entender para iniciarte en el mundo de la producción musical y empezar a montar tu propio estudio de grabación en casa.

Pues vamos a ello. En resumidas cuentas, un teclado MIDI (también llamado controlador MIDI) es un dispositivo, habitualmente con forma de teclado, que sirve para enviar señales MIDI (de sus siglas en inglés, Musical Instrument Digital Interface) a módulos de sonido externos, principalmente al software de producción musical o DAW (Digital Audio Workstation) que utilizaremos en el ordenador. Sin embargo, la mayoría de teclados MIDI NO contienen ni emiten ningún tipo de sonidos por si mismos.  Para que nos entendamos: un teclado MIDI es el equipo que utilizaremos, en forma de teclado, para reproducir los sonidos o instrumentos virtuales incluidos en el DAW.

Antes de que alguien se queje: lo sé, tener un teclado MIDI no es obligatorio para producir música. Teóricamente esa misma función puede hacerse con el teclado del ordenador y el ratón, pero te aseguro que es muchísimo más complicado y menos intuitivo que hacerlo utilizando un teclado. Además, utilizar el teclado te ayudará a adquirir nociones sobre teoría musical, que te serán de increíble ayuda a la hora de componer, y lo mejor es que hay teclados MIDI en todos los rangos de precio!

Seguimos. La configuración habitual de un teclado MIDI será la siguiente: las teclas imitando a las teclas del piano (lo que nos facilitará la interpretación), algunos knobs y faders (sirven para controlar parámetros del sonido que queramos emitir) y pads (suelen utilizarse para crear ritmos de percusión).

Teclado MIDI Novation Impulse 61

Por regla general, los teclados vienen en cuatro formatos:

  1. Teclados MIDI de 25 teclas, también llamados mini (2 octavas) Ver los 7 mejores teclados MIDI de 25 teclas
  2. Teclados MIDI de 49 teclas (4 octavas)
  3. Teclados MIDI de 61 teclas (5 octavas)
  4. Teclados MIDI de 88 teclas (7 octavas)

Visto esto, pasemos a lo siguiente.

¿Qué factores debo tener en cuenta a la hora de comprar un teclado MIDI?

En mi opinión y después de años de experiencia, he llegado a la conclusión de que la compra de un teclado debe depender de los siguientes factores:

1. Número de teclasimpulse-25-49-61

Esto será fundamental y dependerá en gran medida de la necesidad que quiera cubrir para uno. Por ello, tienes que hacerte la siguiente pregunta:¿Para qué vas a utilizar el teclado? ¿Sabes tocar el piano? En términos generales, se podría decir que los teclados pequeños (25 o 49 teclas) no están diseñados para interpretar piezas, sino que están más enfocados a servir como herramienta que nos ayudará a plasmar sobre el DAW nuestra composición. Eso no significa que no puedas tocar música con ellos, pero al tener menos escalas y menos teclas, su uso para interpretación estará más limitado. A partir de 61 teclas (5 octavas) ya tendrás margen para utilizar el teclado para interpretación, y se suele considerar que los teclados son completos con 88 teclas.

2. Sensibilidad de las teclas. 

Básicamente existen tres tipos de teclas en cuanto a su sensibilidad:

  1. Teclas contrapesadas: son las teclas que incorporan los pianos de cola. También se le conoce como efecto martillo, por la sensación que produce al tocar. El beneficio de este tipo de teclas es que aportar mayor sensibilidad a la hora de interpretar, por lo que son las más usadas por la gente que toca el piano. Mi experiencia es que, si no tocas el piano, no necesitas que el teclado lleve teclas contrapesadas: hará que el teclado sea mucho más caro, más pesado, y si no estás acostumbrado a su tacto, apenas notarás la diferencia.
  2. Teclas semi-contrapesadas: como categoría intermedia, los productores de teclados introdujeron los teclados con teclas semi-contrapesadas. La idea es imitar el mismo tacto de las teclas contrapesadas, pero utilizan un mecanismo más sencillo, menos pesado, y más barato. Los teclados MIDI de un rango de precio intermedio suelen incorporar teclas semi-contrapesadas. Para mi gusto, es un buen equilibrio entre teclas simples y teclas contrapesadas. De hecho, son las que yo uso en mi Novation Impulse 61. Aunque hay gente que afirma que no se nota la diferencia entre las teclas semicontrapesadas y las normales, a mi si me gusta notar que el tacto ofrece algo más de resistencia, lo que hace que el teclado se sienta de mayor calidad.
  3. Teclas simples. Son las teclas normales que suelen llevar los teclados de rango de precio bajo. Ofrecen una resistencia muy baja al tocarlos y se sienten de una calidad un poco inferior. Sin embargo, si no estás acostumbrado a tocar el piano y tu único objetivo es comprar un teclado MIDI barato que cumpla su cometido, esta puede ser sin duda la mejor opción para ti!

3. Knobs, faders y pads.

En otras palabras, el grado y la usabilidad, que muchas veces viene determinado por el número de botones que incorpora el teclado. En términos generales, los faders sirven para subir y bajar el volumen y jugar con la amplitud, los knobs pueden asignarse a una multitud de parámetros según tus gustos (por ejemplo, para controlar el attack, sustain, reverb, la EQ o ecualización etc.). Por últimos, los pads son pequeñas superficies de goma, cuanto más sensibles al tacto mejor, que suelen utilizarse para crear las bases rítmicas. Los pads vienen muy bien cuando no tienes batería pero, como a mi, te gusta crear tus propios ritmos. También será importante tener en cuenta este criterio si vas a utilizar el teclado para conciertos o interpretaciones en directo, ya que un mayor número de controles puede facilitar la interpretación en vivo.

4. Conexiones.

axiomPor último, es importante tener en cuenta las conexiones del teclado. Por ejemplo, si quieres utilizarlo junto a otros controladores MIDI, necesitarás que tenga entrada/salida MIDI, que no todos los teclados llevan incorporados. Otra conexión típica son los pedales sustain, que pueden comprarse aparte y conectarse al teclado. Por regla general, a día de hoy la mayoría de teclados (sino todos) son plug and play, es decir, se conectan directamente al ordenador a través de un puerto USB, por lo que no necesitan toma de corriente.

Con esto, ya tienes una guía básica para entender qué es un controlador MIDI y en qué debes fijarte a la hora de comprarlos. Ahora, te recomiendo que le eches un vistazo a la lista que he confeccionado con los Mejores teclados MIDI calidad precio (2016), en la que podrás encontrar recomendaciones de los mejores modelos para este año.

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>